Make your own free website on Tripod.com

Comunidad y sectores divididos en caso de Bahía de las Águilas

El caso de Bahía de las Águilas gira hacia dos vertientes: los defensores del medio ambiente y los que cuidan sus intereses particulares. Divisiones en el sector turismo y opiniones encontradas en la comunidad forman parte del tema.
El pueblo de Pedernales está bien claro y dispuesto a defender lo que es su pertenencia, incluso a luchar por lo que es suyo contra los poderes que sean. Así lo expresó a LISTÍN DIARIO el párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Altagracia de esa localidad fronteriza con Haití, Germán Ramírez Matos.
La comunidad no se va dejar quitar lo suyo -señala el sacerdote- razón por la que están a la espera de que se esclarezca el problema debido a que esos terrenos, que son patrimonio del pueblo dominicano, no tienen que estar en manos extrañas.
Para el religioso los espacios ‘politiqueros’ son quienes hacen o apropian a las personas de títulos bajo formas fraudulentas, aunque todavía nadie de esa población se atreva a señalar con nombres y apellidos a los presuntos culpables. ‘‘Pedernales no quiere más revuelta, lo que queremos es que quede claro y definido que Bahía de las Águilas es patrimonio del pueblo dominicano y no de manos particulares’’, dijo.
Sin embargo, en la comunidad hay que distinguir dos espacios: quienes tienen conciencia de la situación y la otra que piensa a partir de sus necesidades económicas, manifestó el cura.
Según el sacerdote una parte de los habitantes de Pedernales muchas veces ven en esos inversionistas la solución a su estado de pobreza y ‘‘en ese sentido hay que entender la postura de ellos que tienen necesidad de fuentes de empleos’’.
El cura manifiesta que se debe ir más allá y ver que se están expropiando y apropiando de los bienes particulares de esa comunidad, lo que califica de un fraude colosal. Desde el gobierno del ex presidente Joaquín Balaguer hasta la fecha la historia se repite en el mismo lugar. Tanto el sacerdote como el candidato a senador de esa provincia por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Leovigildo Méndez, coinciden en que en otras oportunidades Bahía de las Águilas fue objeto de mucho pleito, situación que no ha cambiado con el tiempo.
Según los planteamientos de Méndez, el caso se debe transparentar, ya que según él no se ha debatido con claridad.
Sin embargo, sus señalamientos son un tanto contradictorios debido a que considera a que la misería que yace en Pedernales está por encima de cualquier cosa. ‘‘Hay que compensar el cuido de la naturaleza con lo que es la explotación de la belleza de la zona’’, asegura.
El grupo ambiental Hábitat ve con preocupación la flexibilidad que muestra la Procuraduría de Medio Ambiente para aplicar la Ley 64-00, sobre el manejo y protección de los recursos naturales del país, a sectores que quebrantan ese marco legal.
La entidad ambientalista entiende que Medio Ambiente debe detener las labores y proceder conforme a los decretos que declaran esa zona vedada y de conformidad con lo que establece la disposición legislativa.
‘‘De ninguna manera se puede ver esto como una oposición al desarrollo del país, pero ese avance no debe ni puede implicar daño a los recursos no renovables y renovables de la zona’’, dijo.
Al grupo Hábitat también le preocupa que la cartera encargada del cuidado del medio ambiente no publique los estudios de impacto ambiental en las ocasiones en que las comunidades se quejan de los daños que causan obras de infraestructura.
También Elsa Peña, presidenta de la Asociación Dominicana de Prensa Turística (ADOMPRETUR) y especialista en turismo, manifestó al ser consultada por este diario que de seguir maltratando los recursos naturales, el país se venderá y competirá a los turistas como un desierto de arena y sol.
Peña consideró que lo que se vaya hacer con esa zona debe ser muy bien ponderado y ventilado públicamente, mientras resaltó que el Estado no tiene porqué pagar por lo que le pertenece.

Hermetismo

Con todo el revuelo que ha causado el tema de Bahía de las Águilas, LISTÍN DIARIO ha tratado por todos los medios consultar al secretario de Turismo, Rafael Suberví Bonilla, a quien entidades señalan como parte de los interesados de la zona, ya que esa cartera fue de las que llamó a los ‘propietarios’ de los terrenos a presentarse a esa dependencia.
Sin embargo, no hay respuesta por parte del funcionario, ya que todo parece indicar y así lo han dejado entender en esa Secretaría, que hasta que no pasen las elecciones del 16 de mayo, se trabajará bajo la ‘estrategia del silencio’.
Según las informaciones de una fuente de entera credibilidad Puro Pichardo Fernández tiene en su poder los títulos de alrededor 14 millones de metros cuadrados en Bahía de las Águilas.
Esta reportera habló vía telefónica con Pichardo Fernández y éste quedó en recibirla antes de las dos de la tarde de ayer en su residencia (ya que a esa hora partiría hacia Pedernales, dijo), pero al llegar a la hora pautada ya se había marchado de su casa dejando sólo un mensaje.fue: “déjele dicho porque él se tuvo que marchar con urgencia’’.
                                                                                                                YANIRIS FELIPE/Listín Diario. Mayo 4, 2002.

Regresar