Make your own free website on Tripod.com

Peregrinaje empresarial a la ‘‘tierra prometida’’

YANIRIS FELIPE/ BAHíA DE LAS ÁGUILAS.-Listín Diario. Mayo 13, 2002.

Pedernales quiere conocer el plan turístico para Bahía de las Águilas

Un desfile de inversionistas de diferentes nacionalidades tiene lugar en los últimos días en los codiciados terrenos de Bahía de las Águilas.
Franceses, españoles, rusos, estadounidenses, entre otros, han venido a comprobar con sus propios ojos las bondades de esta zona remota, olvidada durante largos años y apetecida por quienes ven allí una vía para hacer grandes y jugosos negocios en el campo del turismo.
Con el anuncio que hiciera el presidente Hipólito Mejía, hace una semana, de construir hoteles en Bahía de las Águilas, en la provincia de Pedernales, a 319 kilómetros de Santo Domingo, en esta zona ha comenzado un hervidero de empresarios, buscones y políticos creándose un cuadro inusitado en este pueblo, donde el abandono y el olvido yace junto al polvo y los cactus de los caminos.
La oficina de Turismo de Pedernales es una muestra de la dinámica desatada, en estos días ha estado ‘full’ de trabajo, recibiendo llamadas, ofreciendo informaciones y dando ‘tours’ por el área.
Así lo explica Katia Adames, encargada de la oficina regional de Turismo de Pedernales, quien a su vez, señala que los empresarios que se han acercado a esa dependencia han externado su interés de construir hoteles dentro del marco del ecoturismo, mientras que otros llaman para hacer saber que estuvieron en la zona.
Al ser consultada por LISTÍN DIARIO sobre quiénes o cuáles cadenas hoteleras conocidas se han interesado por Bahía de las Águilas, Adames explica que en su mayoría han sido inversionistas independientes que tienen hoteles en Cuba y en Martinica.
Según la funcionaria, el pueblo de Pedernales está claro, en el sentido de que esa provincia, limítrofe con Haití, cuenta con dos parques nacionales, razón por la que los proyectos turísticos se deben desarrollar dentro de ese contexto.
Entretanto, los profesionales, obreros y dirigentes comunitarios dan el visto bueno al desarrollo turísrico de la zona, siempre y cuando -manifiestan- el Gobierno lo haga con transparencia.

Un rompecabezas

El tema de Bahía de las Águilas es para los habitantes de Pedernales uno de los acertijos más difíciles de descifrar, ya que desde el año 1996 ha formado parte de la historia de nunca acabar.
Este se complica con el conflicto de los terrenos de Bahía de las Águilas, los cuales están dentro de las delimitaciones del Parque Nacional Jaragua desde el 11 de agosto de 1983, estando una parte de ellos en manos de personas que ostentan títulos de propiedad.
Con relación a esta situación representantes de organizaciones comunitarias de aquí dicen que nadie de esta localidad es propietario, sin embargo, expresan que muchos pedernalenses sin haber comprado aparecen en el Tribunal de Tierras con alguna parcela asignada.
Al preguntarles a los comunitarios cómo sucedió tal milagro (tener tierras sin haberlas comprado) tanto Alfredo Cordero como Miguel Sánchez, profesionales de la localidad, manifestaron que se debió a un ‘complot’ orquestado por el antiguo senador de la provincia Antonio Féliz (Toño), quien asesoró a interesados, entre los cuales estaban Moisés Marchena (fallecido), Puro Pichardo Fernández, entre otros nombres hasta el momento no mencionados públicamente.
Respecto a que si el Gobierno pagará o no a los supuestos dueños de los inmuebles, la funcionaria de Turismo dijo que para tal respuesta está la comisión que designó el Presidente, aunque agregó que el mandatario ha sido muy claro y es que ‘‘esas tierras son del Estado’’.
En este punto es que está la preocupación de la comunidad, ya que no quisieran que su desarrollo turístico se vea interferido por el reconocimiento de títulos ‘‘adquiridos de forma fraudulenta, ya que de ser así no habría tal transparencia en el proceso’’.
Así lo expresa la mayoría de este pueblo, que sólo demanda transparencia, ya que desde hace años han estado esperando con ansiedad su despegue turístico.

Pastel para todos

Organizaciones sociales y clubes de esta provincia han manifestado que no quieren competir con Puerto Plata y La Romana sino convivir con esos
destinos y que se pueda hacer un intercambio de turistas.
En este aspecto señalan que sólo quieren que exista un intercambio entre los destinos que ofrecen sol y playa ‘‘y nosotros que desarrollaríamos una
oferta para los visitantes que buscan la naturaleza’’.
Según informaciones de la oficina local de Turismo, la semana pasada
visitaron la zona inversionistas de origen ruso, quienes llegaron hasta la
denominada Playita Secreta (detrás de Bahía de las Águilas) y tuvieron la oportunidad de bañarse con un manatí, y con las tortugas carey.
‘‘Esto nos indica que no podemos exportar un turismo de masas, sino que
debemos irnos por un visitante que vaya al Parque Jaragua y suba al pueblo
a disfrutar de una comida típica y que deje las divisas aquí’’, expresó Katia,
encargada de la oficina.

Regresar