Make your own free website on Tripod.com

Propuestas y contrapropuestas sobre Bahía de las Aguilas
Por Luis Betances/Revista Ahora. Edición 1254/ Mayo 12, 2002.

El reciente llamado hecho por el secretario de Turismo, Rafael Suberví Bonilla, pidiendo la entrega de los títulos de propiedad de los terrenos ubicados en Bahía de las Aguilas choca de frente con las declaraciones del ex director de Parques, Omar Ramírez, quien asegura que esa secretaría no tiene ninguna clase de competencia en ese caso.

A su entender, la que sí tiene competencia es la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, porque desde el punto de vista legal es la rectora de ese territorio.

Ramírez se muestra de acuerdo con las declaraciones del presidente Hipólito Mejía en el sentido de que en esa zona nadie tiene nada, excepto el Estado dominicano. Recientemente el mandatario reiteró que su gobierno se propone auspiciar la explotación turística del Parque Jaragua, dentro del cual está Bahía de las Aguilas. El ex funcionario plantea que pueden desarrollarse infraestructuras en la zona de Pedernales hasta Cabo Rojo, y habilitar Bahía de las Aguilas como un complemento del producto turístico que se oferte.

Menciona a Pedernales como posible área de explotación turística porque posee atracadero natural, además de estar próximo tanto al Parque Nacional Jaragua como a Bahoruco. También porque es un ecosistema único en la región y es el más extenso bosque seco del Caribe. Los grupos ecologistas del país están en desacuerdo con la explotación turística de esa área, considerada por organismos internacionales como patrimonio de la humanidad. El Consorcio Ambiental Dominicano (CAD), que agrupa, entre otros, a la Fundación Quita Espuela, Progressio, CEBSE o Grupo Jaragua, ha rechazado a la construcción de proyectos hoteleros allí argumentando la violación de 15 leyes diseñadas para proteger los parques nacionales.

UNA SOSPECHOSA DEFENSA
La venta de terrenos en Bahía de las Aguilas, y su posible explotación turística, ha causado tanto revuelo que incluso los hoteleros hicieron saber al presidente Mejía su oposición a la construcción de hoteles en los parques nacionales y otras reservas naturales, además de reclamarle reglas claras para las inversiones en dichas zonas.

La semana pasada Mejía se reunió en el Palacio Nacional con los empresarios Marino Ginebra, hotelero y presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP); Ramón Prieto, presidente de ASONAHORES, y Rafael Blanco Canto, directivo de la misma entidad.

Blanco Canto, quien es además vicepresidente de la cadena de hoteles Viva Resorts y presidente de la Asociación de Hoteleros de La Romana/Bayahíbe dijo que "hay muchos kilómetros disponibles en el Sur. ¿Por qué tienen que edificar en medio de un parque nacional?".

Sostiene que la actitud del Gobierno obedece a intereses pecuniarios y no descarta la posibilidad de tomar medidas legales en contra de lo que califica un abuso en Bahía de las Aguilas.

Ante esta defensa de los empresarios turísticos a los parques nacionales surge la interrogante de si realmente las áreas protegidas les duelen a ASONAHORES y al CONEP, o si lo hacen por temor a que inversionistas extranjeros construyan más habitaciones.

PROYECTO “ECOTURÍSTICO”
Omar Ramírez advierte que al presidente Mejía se le presentó un proyecto sobre el tipo de desarrollo que se quiere hacer en Bahía de las Aguilas y supuestamente el mandatario y sus técnicos lo catalogaron como "ecoturismo". Pero, señala el exdirector de Parques, bajo ese disfraz –el de ecoturismo- se han realizado muchos proyectos dañinos al medio ambiente.

Por eso demanda que haya transparencia, participación --no de negocio--, y que si quieren validar esa propuesta ecoturística que recurran a las organizaciones no gubernamentales y a las comunidades.

"El (presidente Mejía) tiene que hacer por lo menos un debate en Pedernales y uno en Santo Domingo, para conocer cuáles son las propuestas, porque nadie sabe si de la comunidad surge un planteamiento que puede ser factible. Nosotros no nos oponemos ciegamente al desarrollo, pero sí al desarrollo ciego", precisó Ramírez.

Quiere llamar la atención de las autoridades de que para llevar a feliz término esta situación se deben hacer dos cosas: anular la sentencia del Tribunal de Tierras para invalidar los títulos y realizar un gran debate o diálogo nacional sobre la factibilidad ambiental, social y económica de Bahía de las Aguilas como escenario turístico.

Instituciones que conservan los recursos naturales en la región

Dirección Nacional de Parques

Organismo autónomo encargado de desarrollar, administrar y cuidar las áreas naturales protegidas. En la región Suroeste existen las siguientes áreas protegidas: Parque Nacional Isla Cabritos (creado en 1974); Parque Nacional Sierra de Bahoruco (creado en 1983); Parque Nacional Jaragua (creado en 1983) y Reserva Científica Natural Laguna Rincón (creado en 1983).

Dirección General Forestal
Administra y vigila los bosques. Otorga permisos para el corte de árboles y para el transporte de carbón vegetal.

Dpto. de Vida Silvestre de la Secretaría de Agricultura

Encargado de estudiar y vigilar las áreas silvestres y de regular la caza. En la región comprendida al sur de Barahona existen un inspector de Vida Silvestre, en Oviedo, y otro en Pedernales.

Dpto. de Recursos Pesqueros de la Secret. de Agricultura

Encargado de la administración de los recursos marinos. Tiene inspectores de pesca en Enriquillo y Paraíso, Cabo Rojo y La Cueva, que están a cargo del control y registro de las capturas pesqueras.

Marina de Guerra

Además de sus actividades de supervisión de las zonas marítimas y costeras se encarga también del control de las actividades pesqueras. Realiza patrullajes en la zona marítima Pedernales-Isla Beata y tiene inspectores de costa en Enriquillo, Juancho, Piti Cabo, Trudillé, Cabo Rojo y Pedernales. Existen destacamentos de la Marina de Guerra en Cabo Rojo, Juancho y en la Isla Beata

Regresar