Make your own free website on Tripod.com

Rainieri apoya plan para Bahía las Águilas

Jairon Severino/WASHINGTON.-Listín Diario. Mayo 9, 2002.

El presidente del Grupo Punta Cana, Frank Rainieri, se mostró de acuerdo con el desarrollo turístico en Bahía de las Águilas, aunque entiende que debe hacerse en concordancia con la naturaleza, a fin de proteger el medio ambiente y todos los recursos que posee la zona.
‘‘Mi posición ha sido siempre muy clara. Yo ni soy ecologista ni desarrollador. Yo creo en el desarrollo sostenido. Tanto daño hace una empresa que no tenga conciencia social como un gobierno que tampoco tenga conciencia de lo que es el medio ambiente. Tan malo es el hecho de que no se desarrolle y la gente destruya la naturaleza para su sobrevivencia, como también ocurre’’, indica el empresario turístico.
Rainieri está seguro que se puede desarrollar Bahía de las Águilas, tal como se ha hecho en otros lugares del mundo. Puso como ejemplo que el Mar de Corts, en Baja California, que es una de las reservas ecológicas más importantes del mundo, pero hay desarrollo turístico en esa zona, con más habitaciones hoteleras que las que se podrán desarrollar en toda la región Sur de República Dominicana, pero que se ha hecho ‘‘armónicamente’’ y los hoteles y turistas de esa zona pagan más y ese dinero llega a las instituciones encargadas de velar por la protección de los recursos naturales.

Valoración

Expresó que los dominicanos ‘‘hemos tomado esta situación por dos extremos equivocados’’. Considera que no es posible que no se desarrolle esa región por temor a destruir el medio ambiente y que lo que se debe hacer es poner al sector privado a la cabeza en la administración de un complejo hotelero que no será igual que el del Este, pero tampoco inferior a las 4,000 habitaciones, porque entiende no sería rentable.
Rainieri entiende que de los veinte o más kilómetros de playa que tiene Bahía de las Águilas se pueden tomar un máximo de cinco y el resto será intocable. Considera que de desarrollar la zona no importa que sean extranjeros o dominicanos los inversionistas, ya que no cree en proteccionismo de ninguno de los sectores productivos. Asimismo, explica que no será recomendable construir menos de 4,000 habitaciones, ya que no será rentable y los resultados no serán los esperados.
A un esquema al que se opone es a que repartan Bahía de las Águilas a particulares para que cada quien construya separadamente, sino que sea un proyecto dirigido por una empresa responsable con una visión clara sobre el cuidado del medio ambiente, para no chocar con los ‘‘fanáticos’’ ecologístas que siempre se oponen al desarrollo, alegando que se destruirá la naturaleza.
Se opone a que el Estado, como tal, dirija un proyecto como Bahía de las Águilas, pero también negó que el Grupo Punta Cana se involucre en el mismo, por entender que la situación ha sido muy politizada y no quieren ser sujetos de cuestionamientos.

Regresar